Las microfinanzas comenzaron con el descubrimiento que las mujeres de bajos recursos eran las prestatarias más confiables del mundo, debido a su fuerte disciplina de pago. Sin embargo, a pesar de décadas de progreso constante para llegar a los no bancarizados, las mujeres aún se ven rezagadas de los hombres en el acceso a los servicios financieros. La desigualdad social profundamente arraigada empuja a las mujeres a negocios menos rentables al tiempo que limita su acceso a una tecnología bancaria más eficiente. Ante estos desafíos, las subsidiarias de FINCA Impact Finance (FIF) están demostrando que servir a las mujeres puede ser una estrategia comercial sólida basada en préstamos de alta calidad, menores costos y mejores oportunidades para un crecimiento sostenible. Las innovaciones recientes en productos y prestación de servicios se basan en el legado de FIF; finanzas centradas en las mujeres en América Latina, a la vez que extraen lecciones e ideas de nuevos enfoques en mercados como Kosovo y Afganistán. Los préstamos pequeños, los requisitos de garantía y los precios atractivos son especialmente importantes para las prestatarias.